Imprimir esta página
Solo el 55% de los conductores usa el cinturón de seguridad
Lunes, 10 Junio 2019 18:11

Solo el 55% de los conductores usa el cinturón de seguridad

Se reduce al 46% si se trata de copilotos, y baja al 19% para los acompañantes traseros. De todos modos, el número implica un aumento de más de 1.5 millón de personas que lo utilizan.

El Ministerio de Transporte, a través de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), realizó un estudio a nivel país sobre las conductas de los argentinos al volante.

Los resultados demuestran que más de 1,5 millones de personas que circulan en auto pasaron a utilizar el cinturón de seguridad y 1 millón de personas que viajan en motos pasaron a utilizar casco, aunque los datos generales siguen siendo bajos.

El estudio de comportamiento. difundido con motivo del Día de la Seguridad Vial, tiene como objetivo determinar la tasa de uso de elementos de seguridad vial (cinturón de seguridad, casco de motocicleta, silla de retención infantil y luces diurnas) de conductores y ocupantes de motos y automóviles. Se realizó en 236 puntos de observación distribuidos en todo el país y se observaron 95.782 automóviles y 38.606 motocicletas.

El análisis de los resultados arrojó que a nivel nacional, sólo el 55% de los conductores utilizan el cinturón de seguridad, proporción que se reduce al 42,8% entre copilotos y al 19,9% entre ocupantes traseros.

Como consecuencia, el indicador “total vehículo protegido”, que alude a la proporción de vehículos en que todos los ocupantes utilizan el cinturón, asciende apenas al 49,3% de todos los vehículos observados. Respecto de la última medición (2016), se observa un crecimiento del uso del cinturón únicamente entre conductores (del 50,2% en 2016 al 55% en 2018). El uso de cinturón entre copilotos se mantiene estable, mientras que entre ocupantes traseros tiende a la baja (del 23,1% en 2016 al 19,9% en 2018).

A nivel regional, el estudio evidencia que el uso de cinturón en el indicador “total vehículo protegido” es superior a la media nacional (49,3%) en Cuyo (62,8%) y en AMBA (57,7%). La región patagónica (48,7%) se encuentra alineada a la media nacional, mientras que la región pampeana (43,6%), NOA (40,5%) y NEA (40,4%) registran los niveles de uso de cinturón más bajos del país. Respecto de 2016, se observa un crecimiento significativo del indicador “total vehículo protegido” en AMBA, NOA y Patagonia, mientras que las regiones Pampeana, Cuyo y NEA se mantienen estables.

Cuando se analiza el uso de cinturón de los ocupantes según su género y edad, el estudio evidencia que las mujeres y adultos mayores de 36 años se protegen más que los hombres jóvenes. A su vez, cuando los vehículos son conducidos por una mujer, se observa mayor uso del cinturón en el resto de las posiciones. Sólo 2 de cada 10 vehículos son conducidos por una mujer.

 

Motociclistas y niños

Las estadísticas de Los resultados del estudio, por otro lado, evidencian que el 68,7% de los conductores de motos circulan protegidos mediante el uso de casco. Esta proporción desciende al 42% entre pasajeros 1 (el primer ocupante detrás del conductor), y al 20,9% entre el resto de los ocupantes.

Si se comparan los resultados respecto de la medición llevada a cabo en 2016, se observa que el uso de casco crece únicamente entre conductores (del 65,4% al 68,7%) y que la protección del resto de las posiciones se mantiene estable. Dado que el 71,1% de las motos son unipersonales y circulan ocupados sólo por el conductor, el indicador “total vehículo protegido” asciende de 60,7% en 2016 a 64,2% en 2018, fundamentalmente por el crecimiento observado del uso del casco en el conductor.

La última medición del estudio observacional permite determinar que sólo el 24,4% de los menores de 10 años observados circulaba protegido (en la posición trasera y utilizando la sillita correspondiente).

En relación a los menores de edad (de entre 0 y 17 años), la última medición determinó que el 9% de las motos circulaban con al menos un menor de 18 años; y que de éstos, sólo el 27,8% se encontraba protegido mediante el uso de casco. Esta proporción constituye un decrecimiento de los niveles de protección registrados en 2016 (31,6%).