Imprimir esta página
Ladrón retuvo a una mujer 4 horas mientras la obligaba a manejar La mujer fue liberada en el Sanguinetti, tras varias horas de estar privada de su libertad.
Lunes, 10 Junio 2019 11:34

Ladrón retuvo a una mujer 4 horas mientras la obligaba a manejar

La víctima fue interceptada en Derqui, junto a dos amigas que luego fueron liberadas. Fue obligada a conducir hasta Capilla del Señor, aunque luego el delincuente la hizo regresar a Pilar. La liberó en las puertas del Hospital Sanguinetti.

Una mujer de 35 años vivió una pesadilla al ser abordada por un delincuente que la mantuvo cautiva arriba de un auto, obligándola a manejar por un lapso de 4 horas.

Todo comenzó en la localidad de Presidente Derqui, en la madrugada del domingo.

En la esquina de Eva Perón y Avenida de Mayo, Nadia Ortíz estaba junto a dos amigas.

Eran cerca de las 2 de la mañana y se habían bajado del auto, un Fox gris, para realizar una compra en un kiosco.

En ese momento, un hombre las interceptó y, a punta de pistola las obligó a subir al vehículo.


Desde Derqui, y con las tres mujeres privadas de su libertad, el malviviente hizo que se trasladaran hasta Pilar.

Al llegar a la Ruta 25 y Panamericana, obligó a Nadia a detener el auto en una estación de servicio donde hizo bajar a las otras dos mujeres.

Continuó así su huida con Nadia al volante.

Según contó la hermana de la víctima, Natalia, a este medio, Nadia continuó manejando con el delincuente a bordo que la apuntaba con un arma, aunque en determinado momento ella comenzó a sentirse mal.

Según voceros de la policía, el hombre obligó a la mujer a conducir hasta Capilla del Señor. Pero cuando la víctima le comunicó que no se sentía bien, decidió regresar al distrito.

"Mi hermana le dijo que no estaba bien. Entonces el hombre hizo que manejara hasta el Hospital Sanguinetti de Pilar. Una vez que llegaron, estacionó el auto enfrente del hospital. El hombre esperó que mi hermana entrara y después se fue caminando", contó Natalia a Pilar de Todos.

La llegada al nosocomio de Nadia se produjo a las 6 de la mañana; cuatro horas después de haber sido privada de su libertad.

Tras chequeos médicos, constataron que la mujer no recibió golpes, aunque sí padeció un shock emocional por lo sucedido.

Hasta el momento, el delincuente no fue hallado, y fuentes policiales agregaron a este medio que la mujer no fue robada y tampoco obligada a recorrer cajeros autommáticos.